El Éxito y Fracaso pueden ser buenos - Consultoria FORMATIVA-PBA

Más de 40 años de experiencia profesional
Nos gusta y creemos en la FORMACIÓN efectiva y práctica como una herramienta de proyección y éxito. Todos nuestros contenidos están basados en experiencias reales de nuestros ponentes, por lo tanto, son aplicables desde el minuto siguiente a la finalización de la exposición.
Vaya al Contenido

El Éxito y Fracaso pueden ser buenos

Otros > Artículos de interés
Tanto el EXITO como el FRACASO pueden ser buenos

Por hacerlo sencillo diremos que antes de emprender cualquier iniciativa empresarial hay que pensar primero en nuestra experiencia profesional y empresarial, y de la que tenemos del sector donde nos vamos a iniciar. Si no tenemos experiencia empresarial ni conocemos el sector donde nos vamos a iniciar, lo mejor es no empezar. Una buena solución para conseguir la experiencia que aludimos es iniciarse como empleado en una empresa del sector donde mañana nos vamos a proyectar como empleador. Es importante conocer el funcionamiento de al menos, los puestos más estratégicos. Este proceso puede durar entre uno a tres años, todo dependerá de nuestra capacidad y circunstancias.

El segundo paso, si ya tenemos experiencia profesional, debe ser conocer cómo va a ser la venta de nuestros productos o servicios, y además, debemos conocer también el funcionamiento y grado de éxito de la que será nuestra competencia.

Salvados los dos puntos anteriores debemos reunir al MEJOR EQUIPO HUMANO. Dependiendo de cómo lo gestionemos, éste seguirá siendo el mejor o peor de cuando lo incorporamos. Por simplificarlo, el equipo debe ser de puertas hacia dentro cooperativo y de puertas hacía fuera competitivo. La SOSTENIBILIDAD y FUTURO de la empresa dependerá de la INNOVACIÓN, COMPROMISO, PRODUCTIVIDAD y COMPETITIVIDAD del EQUIPO.

El éxito no es siempre tan bonito como muchos sueñan y piensan. El ÉXITO es la suma de los conocimientos, de las responsabilidades, del tiempo de dedicación, del respeto entre todos los componentes que integran la empresa, de la justicia que se administre entre estos, de la constancia, del esfuerzo y del tiempo que necesita el negocio para madurar. Si reunimos todas las condiciones enumeradas ya estamos en predisposición de abrir una empresa.

Llamamos éxito empresarial a cumplir 100% los OBJETIVOS de resultados comprometidos. El tanto % que falte para cumplir estos, según algunos, son PERDIDAS.

Llamamos NEGOCIO aquel que tiene la magia suficiente para hacer que los INGRESOS que genere el mismo sean mayores a los gastos que da lugar éste. Los negocios se fundamentan básicamente en gestionar y vender productos y servicios. Todos los productos o servicios tienen una trazabilidad, es decir, nacen y mueren, el secreto esta en conocer cuando un producto o servicio está muriendo y si estamos dispuestos, antes que este hecho se produzca a sustituirles.

Cuando el éxito que soñamos o buscábamos se ha ido de nuestras manos por errores irreparables, lo mejor no es tenerle miedo “AL QUE DIRAN”, lo mejor es programar inteligentemente el cierre cuanto antes de dicha empresa o NEGOCIO. Pensemos que el FRACASO no existe, éste no es más que un cambio inteligente de toma de decisiones. Los emprendedores chinos abren multitud de negocios que en el caso de visualizar que no van a recibir lo que esperaban, programan su cierre antes de finalizar el primer o como mucho, el segundo trimestre.

CERRAR A TIEMPO no es igual a FRACASO, fracaso sería no cerrar a tiempo, sabiendo que no vamos a percibir lo programado, estamos todavía viéndolas venir, como se suele decir.

Tanto durante el tiempo de ÉXITO como el del “FRACASO” habremos ganado, conocimiento, experiencia y sobre todo, sabiduría que, todo unido nos servirá para emprender nuestro próximo proyecto. En el primer módulo del K90, APRENDIENDO A EMPRENDER y en nuestra conferencia INTELIGENCIA COMERCIAL, resuelve muy bien el fondo del objetivo de este artículo.

46023 Valencia
Spaín


Contacte vía email. Si nos deja su teléfono, le llamamos antes de 48H. Gracias.

   




Regreso al contenido